El interés de la Comunidad Internacional en el proceso de transformación y Reforma Policial no ha pasado inadvertido. Desde su creación en diciembre del 2010, la Comisión Nacional de la Reforma Policial ha tenido el apoyo de varios gobiernos, en los que destacan Taiwán, Estados Unidos, Alemania, España, Canadá, Colombia y Chile.

El apoyo de estos países se ha manifestado en distintas áreas en forma de donaciones directas, equipo, consultorías y/o apoyo técnico. Ha sido gracias al compromiso y apoyo de los ciudadanos de estas naciones, que la Comisión ha podido emprender este proceso de transformación distintas líneas de acción.